Cae un dron sobre un esquiador en Italia (o casi)

1

Hay días en los que no gusta pero hay que hacerlo. Podíamos estar hablando de un serio accidente pero solo vamos a hablar de lo que pudo pasar: un dron estuvo a punto de caer sobre el esquiador austriaco Marcel Hirscher. Ha ocurrido en una competición internacional en la estación italiana de Madonna di Campiglio.

Las imágenes de lo que ha podido ser un accidente muy serio son escalofriantes. El esquiador se encontraba en plena competición descendiendo a altísima velocidad y habría sido un auténtico “choque de trenes” de consecuencias lamentables. ¿Se realizó un análisis de riesgos adecuado?. Es evidente que no.

Las probabilidades de pérdida de potencia o de control en vuelo no son totalmente nulas, como tampoco lo es que pase un esquiador cuando de una competición se trata y se está sobrevolando la pista. Lo ocurrido es absolutamente increíble y demuestra que si algo puede ocurrir, finalmente ocurre. La única forma de evitar el accidente, a día de hoy, era no estando allí.

Ante todo la seguridad, la seguridad y solo la seguridad. Repetimos este mantra hasta la saciedad, pero cuando algo como esto sucede nos damos cuenta que no es suficiente. Es absolutamente imprescindible poner todo el énfasis y toda nuestra capacidad técnica en reducir o minimizar incidentes. De otra manera los RPAS afrontarán tiempos díficiles.

Estamos en temporada alta de esquí y de regalos navideños con motores y hélices. ¿Servirá este incidente para que evitar accidentes que haya que lamentar?.

Vídeo: YouTube

DeportesSeguridad

Sobre el autor

Javier Galera

Fundador y Editor de ToDrone. Apasionado de las nuevas tecnologías, decidí crear ToDrone para ser testigo del desarrollo de la aviación tripulada de forma remota en España y contribuir a su consolidación en el ámbito civil.

  • linsms

    Dejando a un lado el titular, la noticia me parece que es para reflexionar seriamente. Un compañero y yo venimos comentándolo desde hace tiempo, que solo es cuestión de tiempo que ocurra un accidente realmente grave. Y no solo que caiga un dron sobre una persona, si no que se interponga delante de algún avión (u otro vehículo) con consecuencias nefastas.
    Como consecuencia tendremos todo tipo de alarma social y no podremos sacar nuestros “juguetitos” de casa.