Un proyecto de la UPM emplea drones para acabar con la polución

0
Sistema drones anti contaminación

Un grupo de cuatro estudiantes de ingeniería aeroespacial de la Universidad Politécnica de Madrid han ideado un sistema para atrapar la polución que hay en el aire utilizando drones. Las aeronaves no tripuladas se encargarán de captar las partículas nocivas en el aire cuando los niveles de contaminación sean demasiado elevados.

El proyecto, bautizado como UrbanBees, ha sido seleccionado para la competición “Tsinghua-Santander World Challenges of the 21st Century«, un certamen internacional y multidisciplinar que premia la innovación de los estudiantes por su aportación a la sociedad. El equipo de la UPM competirá con otros nueve aspirantes provenientes de otras instituciones como Harvard, MIT, Cambridge, Berkeley u Oxford, en esta última fase del concurso que impulsa el Banco Santander y la Universidad de Tshinghua, referente en el campo de la ingeniería a nivel mundial.

Sergio Pérez, uno de los miembros de este grupo y estudiante de la ETSIAE (Escuela Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio), perteneciente a la UPM, ha comentado que durante la segunda quincena del mes de agosto se llevarán a cabo demostraciones en Pekín para comprobar realmente la viabilidad del proyecto. Él y su equipo programarán un dron con hardware libre de Arduino o similar para ver cómo el dron recoge la polución del aire.

Su equipo, completado por los ingenieros Alejandro Fernández, Diego Ortega y Yajing Zheng, está investigando la posibilidad de incorporar filtros o imanes para poder captar mejor las partículas suspendidas en el aire. Sin embargo, esta segunda opción podría perder fuerza ya que ciertas partículas del aire no reaccionan a la atracción de un sistema imantado.

La idea principal es crear un escuadrón dron dotado de inteligencia, por dos motivos. En primer lugar para que los drones actúen de forma completamente autónoma, sin mediación humana, y vuelvan solos a la estación de tierra para depositar la polución recogida y recargar las baterías. Y en segundo lugar, para que los drones salgan a realizar su labor cuando determinen que los niveles de contaminación superan los umbrales establecidos.

Además de deshacerse de la polución, los creadores del proyecto tendrían pensado compactar las partículas nocivas para crear material de impresión 3D. Aunque esta fase aún está en proceso de concretarse, se utilizarían partículas con metales PM10 para realizar objetos como monturas de gafas, sillas o llaves.

Imagen: Sunset Noir

Sobre el autor

Jaime Montero

Proyecto de Periodista. Inmerso en mi mundo... (y en el de los drones). La constancia y el trabajo duro son las claves del éxito.